Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PAÍS VASCO

Mata a su socio a tiros y se entrega a la Guardia Civil

Rufino Pérez, de 54 años de edad, propietario de un taller de estampaciones metálicas, situado en la localidad vizcaína de Arcocha, dio muerte con una escopeta de caza a su socio, Eduardo Aldama, al que gritó "me has arruiando", e intentó suicidarse a continuación con la misma arma.

La acción fue parcialmente presenciada por dos vecinos, que acudieron al lugar, en la puerta del taller, al escuchar el primer disparo. Rufino Pérez amenazó con su escopeta a ambos testigos cuando éstos trataron de disuadirle de que volviera el arma contra sí mismo, cosa que finalmente hizo. Falló, sin embargo, los dos primeros intentos, pero un tercer disparo le alcanzó en el rostro, aunque las lesiones no fueron graves. Rufino Pérez, tras volver a amenazar a uno de sus vecinos y mientras el cadáver de su socio permanecía en el suelo, tomó su coche y se dirigió a Galdákano, a cuatro kilómetros de distancia, en cuyo cuartel de la Guardia Civil se entregó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de junio de 1983