Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Julio Iglesias, con El Cordobés

Julio Iglesias y Manuel Benítez, El Cordobés, ambos compadres, se reencontraron la noche del sábado en Córdoba en la segunda actuación del cantante en su gira española. El Cordobés asistió al concierto acompañado de su esposa, Martina Fraiser, y de los cinco hijos del matrimonio, entre los que se encontraba, Julio Benítez, ahijado del cantante. Ésta fue la primera aparición en público del torero después de la trifulca que mantuvo con la Policía Local de Córdoba.En un momento de su actuación, el cantante justificó cariñosamente su presencia en Córdoba para estar junto a su compadre, al que obligó a subir al escenario. Julio Iglesias dijo a las 9.000 personas congregadas en la plaza de toros de Córdoba que para él sólo hay un califa en el mundo de los toros: "Y ése es El Cordobés", aseveró. En sus palabras al público, el cantante pidió a los cordobeses comprensión para aquellos artistas que han paseado el nombre de su ciudad o país por el mundo, y justificó los defectos que pueda tener cualquier artista, del que, según él, no se debe olvidar su condición humana. A los gritos de "¡torero!", Manuel Benítez subió al escenario para abrazar y besar a su compadre.

Más tarde, torero y cantante se reunieron en un restaurante en una cena íntima, a la que también asistieron la familia Benítez; Miranda, compañera de Julio Iglesias, y pocos amigos más. Antes, Julio Benítez, de seis años, expresó su deseo "de conocer en carne a mi padrino". El cantante, que no había visto a su ahijado desde que éste tenía cuatro meses y durante el bautizo, le recibió en el camerino.

El Cordobés y Julio Iglesias estuvieron recordando durante la cena varias historias vividas en el pasado. El torero reveló que ambos habían estado cuatro horas conversando con el presidente del Gobierno, Felipe González, tras participar Benítez en Madrid en un festival taurino a beneficio de los damnificados del volcán Nevado del Ruiz celebrado en Las Ventas en 1985. El Cordobés llegó a decir en la cena que los cinco españoles más universales del siglo han sido "Franco, Picasso, Julio Iglesias, Felipe González y El Cordobes". Y añadió: "Felipe [González] es un monstruo, un fenómeno, lo digo yo". Julio Iglesias no fue menos con su compadre: "El Cordobés es universal porque le brilla el alma, y, pese a quien pese, para que un torero sea universal tiene que gustarle a los ingleses, que no les gustan los toros".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de junio de 1992