Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La industria láctea solicita 60.000 millones de pesetas en créditos blandos para reestructurar el sector

Las industrias del sector lácteo, con una facturación anual. de unos 650.000 millones de pesetas, han presentado ante la Administración un plan para la reestructuración del sector que supondría una inversión en los próximos años de 60.000 millones de pesetas. Los industriales pretenden ayudas oficiales, con una subvención de los créditos entre ocho y diez puntos, lo que equivale anualmente a una subvención en torno a los 2.000 millones de pesetas.

Los industriales plantean un plan de amortización de los créditos a diez años con tres de carencia y unos tipos de interés similares a los que pagan los empresarios en otros países de la Comunidad Europea.Según los industriales, con este plan se pretende una reordenación de las redes de aprovisionamiento de leche y los medios de recogida, la reordenación de las instalaciones industriales, la concentración de los medios productivos, la mejora de la eficacia de las redes de comercialización interna y externa, y, en definitiva, lograr un sector en condiciones de competitividad en relación con las empresas comunitarias.

La presentación de este plan, según la Federación Nacional de Industrias de la Leche (Fenil), se enmarca en el programa para la ordenación de todo el sector de la leche de vaca, iniciado por el Ministerio de Agricultura hace medio año y que contempla como primera medida la aplicación de cuotas y el abandono de una parte de la producción. Para los empresarios, resulta indispensable ordenar también la industria con el fin de afrontar el reto de la competitividad de los próximos años.

Según fuentes del sector, la industria, especialmente la dedicada a la venta de leche líquida, debido a la fuerte competencia de precios, importaciones y condiciones no está teniendo unos resultados positivos. Las grandes empresas, con diversidad de oferta, tienen resultados ajustados mientras que hay en el sector varias empresas con serias dificultades como Ato, Lagisa o Larsa, para quienes el mantenimiento de las actuales condiciones supone una acumulación diaria de pérdidas. Por otra parte, la necesidad de abandonar la producción de unas 800.000 toneladas de leche en España va a plantear dificultades para muchas empresas de mediana o pequeña dimensión que únicamente actúan con la leche líquida y que se pueden quedar sin parte de esa oferta.

En los Presupuestos de este año, Agricultura dispuso de 5.000 millones para pagar las ayudas por abandono en el sector de la leche de vaca mientras no se disponían fondos para la industria. La Federación de Industrias solicita la asignación de una subvención de unos 2.000 millones anuales pata rebajar los intereses. La cuantía de los créditos subvencionados dependería del volumen de leche tratada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de junio de 1992

Más información

  • Piden un plan de amortización de los créditos a diez años con intereses similares a la CE