Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mongoles eligen un Parlamento libre

Los mongoles recurrieron ayer a todo medio de locomoción disponible -incluidos camellos, caballos y tractores- para acercarse a la urnas en la primeras elecciones parlamentarias celebradas en el país, bajo una Constitución que consagra los derechos humanos y la propiedad privada. El Partido Revolucionario Popular de Mongolia (PRPM), formado por los antiguos comunistas que gobernaron el país durante siete décadas, parecía ayer que iba a ser el ganador de la consulta.

Casi 300 candidatos aspiraban a conseguir los 76 escaños del Kural (Parlamento). "Es un acontecimiento de gran importancia para Mongolia", decía un elector que depositó su voto en una granja no lejos de Ulan Bator, la capital. "Nos va a ayudar a salir de la crisis económica". Los comicios se desarrollan ante un telón de fondo de profunda crisis, agravada por la eliminación de las ayudas que antaño enviaba la URSS, que convierte en artículos casi inencontrables desde medicinas a cerillas, pasando por productos alimenticios.

El PRPM se enfrentaba a un abanico de partidos de oposición encabezados por la Coalición Democrática. Los observadores internacionales aventuraban ayer una victoria del partido del primer ministro, Dashin Bianbasuren, al que se concedían entre 35 y 45 escaños.

Casi todos los electores, consultados -alrededor de 1,1 millones en un país de 2,5 millones de habitantes- manifestaban su desconocimiento sobre el significado de unos comicios libres. Los resultados se conocerán en dos o tres días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de junio de 1992