Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Concesiones al casticismo

Las selecciones de piezas de zarzuela y las danzas goyescas fueron una concesión al casticismo cultural en la jornada del día de honor de la Comunidad de Madrid en la Expo. Los responsables de la Consejería de Cultura y del pabellón en la Cartuja han deseado siempre alejarse de los estereotipos para ofrecer la imagen del Madrid de la modernidad. Tal vez por esta razón, y aunque se había anunciado que se serviría limoná a la hora del aperitivo, en la terraza del pabellón de Madrid sólo circulaban de mano en mano las copas de fino.

La cantante Lina Morgan y la campeona olímpica de esquí Blanca Fernández Ochoa se codeaban en lo alto del cubo madrileño con el alcalde, el sevillano José María Álvarez del Manzano (del PP); el delegado del Gobierno, Segismundo Crespo (del PSOE), o el presidente de la Asamblea de Madrid, Pedro Díez Olazábal (de IU). Y es que casi nadie quiso perderse el viaje a Sevilla. Ni Alberto Ruiz Gallardón, líder del PP en Madrid, ni los dirigentes regionales de CC OO y de UGT, o de la patronal CEIM, ni el ex ministro José Barrionuevo.

Miguel y Miriam, un matrimonio madrileño de 29 y 25 años, respectivamente, se encontraban ayer enfundados en sus trajes castizos, como integrantes de la Asociación de Vecinos La Corrala, del barrio de Lavapiés. Junto a otras 300 personas se pasaron la noche en autocares para poder participar con cara de sueño -pero con los gastos de viaje pagados- en el día de la Comunidad de Madrid. Volvieron anoche para no faltar esta mañana al trabajo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de junio de 1992