Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El delegado del Gobierno afirma que las pistas del crimen de Algete se "han torcido"

El delegado del Gobierno, Pedro Núñez Morgades, aseguró ayer que la Guardia Civil ha abierto ahora otras líneas de investigación en el caso del asesinato de Eva Blanco, la joven hallada muerta el pasado 20 de abril con siete puñaladas en la espalda. "Las primeras pistas que teníamos nos auguraban una pronta detención del asesino, pero debo decir que se nos han torcido. Lo veíamos muy cerca, pero ahora la resolución del caso se nos está resistiendo. Aunque se sigue estudiando la posibilidad de que el asesino sea un allegado a la víctima, hemos abierto nuestro campo de investigación porque prevemos que las detenciones se pueden demorar", dijo el delegado.Por otra parte, el padre de Eva Blanco criticó a la Guardia Civil de Algete (13.000 habitantes). La joven, cuya desaparición fue denunciada sobre las dos de la madrugada, murió desangrada a las cuatro de la madrugada en una cuneta de la zona. "La Guardia Civil no salió a patrullar las carreteras comarcales para buscar a mi hija la noche del crimen porque ni siquiera tenían gasóleo para el automóvil", dijo Manuel Blanco, quien aseguró que pasó unas 15 veces por la puerta del cuartel esa noche y el coche policial permaneció aparcado hasta el amanecer, "salvo unos 20 minutos en los que hicieron una ronda por la urbanización donde vivo".

La Guardia Civil desmintió la acusación. "Nunca se ha dejado de prestar un servicio de búsqueda por falta de gasóleo, a pesar de las restricciones existentes; por norma se dejan pasar unas horas antes de buscar a una persona", afirmaron dichas fuentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de mayo de 1997