Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC da su apoyo a los presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona

Jordi Portabella (ERC) dirá hoy a la aprobación inicial de los presupuestos del Ayuntamiento de Barcelona de 2008. Las cuentas de la ciudad para el ejercicio próximo necesitan el apoyo de uno de los partidos de la oposición para ser aprobadas y todo parece indicar que ese apoyo vendrá de la mano del dirigente republicano, bautizado por el bipartito que gobierna como el preferente por su anterior relación de socio en el consistorio.

Esquerra votará hoy en la aprobación inicial y lo hará en la definitiva -en la sesión plenaria- si el bipartito incorpora tres de las siete cuestiones que ha planteado (cuatro ya han sido atendidas).

Dos de ellas hacen referencia a la concreción de los criterios de las transferencias que anualmente hace la Administración central al consistorio y a la reactivación de la comisión negociadora que se creó entre el consistorio y el Gobierno.

Otra de las exigencias que planteó Portabella era la creación de un órgano para promocionar internacionalmente Barcelona. Será el Instituto del Consulado de Mar, que lleva aparejada una partida de 1,5 millones de euros. La cuarta demanda de ERC que ha sido incorporada es la bonificación del 50% del IBI a los propietarios de pisos que los incorporen a la bolsa de vivienda dentro del Plan Joven. Un plan que ha topado con la falta de confianza de los propietarios para facilitar pisos, ya que la bolsa sólo cuenta con 80 viviendas. Lo que todavía se tiene que acabar de negociar es una partida específica para la inmigración de 4,5 millones de euros y otra de cinco millones para la rehabilitación de viviendas.

Tras los presupuestos y las ordenanzas, el plato fuerte es la aprobación del programa municipal para el mandato (PAM), que actualmente está en proceso abierto de participación. Portabella precisó ayer que su apoyo a los presupuestos no predetermina lo mismo para el PAM: "De eso no hemos empezado a hablar y, además, es distinto enfocar el presupuesto de un año que las prioridades de todo un mandato".

Críticas de CiU

El reverso de la medalla respecto a los presupuestos lo dio el grupo de Convergència en el consistorio. El presidente del grupo, Xavier Trias, acusó al bipartito de "falsear" porque "la presión fiscal para 2008 sube y no se mantiene". El líder convergente añadió que el presupuesto no significa ningún "cambio ni en el modelo de ciudad ni en la forma de hacer las cosas. Es una apuesta por la continuidad y la mediocridad". En consecuencia, CiU ya dejó claro que hoy votará no en la aprobación inicial del presupuesto.

El Partido Popular también anunció su voto negativo. Básicamente por dos motivos: porque no se bajan los impuestos y porque el apoyo de ERC significa un giro "independentista" del consistorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007