Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El RACC se opone al límite de velocidad por intereses ocultos, según Baltasar

El consejero de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, acusó ayer al RACC (Reial Automòbil Club de Catalunya) de moverse por "intereses ocultos" y retó a la asociación a decir "claramente" que está en contra de la limitación de la velocidad prevista por el Gobierno (80 kilómetros en el área metropolitana) para reducir las emisiones de gases contaminantes. Baltasar sostuvo que el RACC es "el sindicato de los que van en coche y, por este motivo, no plantea medidas que vayan a favor de una manera distinta de entender la movilidad", aunque ésta favorezca a la mayoría de la población.

El presidente del Gobierno catalán, José Montilla, aseguró ayer que está abierto a dialogar, y "más aún con instituciones como el RACC, que tienen una solvencia, una acreditada trayectoria". Aun así, destacó que la medida planteada de reducción del límite de velocidad, "no es improvisada, sino que es obligada por la transposición de una directiva europea".

Baltasar clausuró ayer la Convención Catalana del Cambio Climático, en la que se debatieron medidas para mitigar el cambio climático. "Iniciamos un proceso de intercambio, concentración, discusión y propuesta para hacer frente al cambio climático", explicó el consejero. El objetivo es el cumplimiento del protocolo de Kyoto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007