Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ópera suspende la venta de entradas de 'Carmen' al no tener electricidad

El Palau de les Arts ha decidido suspender hasta nueva fecha la venta de entradas de la ópera Carmen, que estaba previsto iniciar mañana, a causa de las consecuencias de las inundaciones en el teatro. Todavía no se ha restaurado la electricidad en el edificio y el sistema informático de las taquillas está inutilizado. Es muy complicado que el Palau pueda abrir sus puertas el 27 de octubre para iniciar su segunda temporada con la obra de Bizet. Los sótanos son los más perjudicados. Pero ayer los técnicos no lo descartaban. La Orquestra y el Cor siguieron ensayando en el Palau de la Música con Lorin Maazel.

La consigna entre las administraciones del PP es no entrar a polemizar con Santiago Calatrava. Pero ayer la alcaldesa de Valencia Rita Barberá adoptó un tono más duro para afirmar que el jardín del antiguo cauce del Turia está "a la misma cota que estaba" y que no piensa levantarlo.

La portavoz socialista municipal, Carmen Alborch, manifestó que la "imagen vanguardista" de la ciudad "hace aguas". Indicó que el suceso "podría haberse previsto" por los avisos del arquitecto Y criticó la negligencia de la alcaldesa, que "reconocía en febrero de 2006 que la prolongación del colector norte, con un coste de 36.657.022 euros, era una obra "prioritaria".

Horas después, la consejera de Cultura, Trini Miró, dijo en las Cortes que el Palau es "hoy un referente cultural y un lujo", respondiendo a una pregunta del PP sobre la pasada temporada. No dijo nada del actual estado, pero sí acusó al Gobierno central de no ayudar "lo que debería" a un edificio que costaba 332 millones de euros (55.000 millones de las antiguas pesetas) en 2005.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007