Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:PATRICK WAYNE | Actor, hijo de John Wayne

"Mi padre representa América"

En todas las entrevistas, todos los debates y todas las comparecencias públicas, a Patrick Wayne le preguntan por su padre. Es lógico. Ser hijo de John Wayne es algo que marca de por vida. "La notoriedad de mi padre es difícil de entender, era un hombre capaz de parar el mundo", dice quien sostiene que seguir hablando de su progenitor le ayuda a mantener "buenos recuerdos" de él. Para ilustrar ese carácter legendario, Wayne cuenta que, cuando a su padre lo operaron del corazón en Boston, "recibió 50.000 cartas de ánimo en una semana, había gente haciendo vigilia en la puerta del hospital y todo el recinto estaba lleno de flores, pese a que él era alérgico a las plantas". Pero, como muchas cosas en la vida, su fama en el cine le llegó al más famoso vaquero de la historia "por casualidad, porque él venía de una familia humilde y llegó al cine de manera fortuita, pues lo que le hubiera gustado realmente es hacer una carrera en la Marina". Por ese cúmulo de circunstancias y su trascendencia posterior, Wayne cree que su padre "representa América, lo que todo norteamericano quiere ser".

La imagen de John Wayne es la de un hombre autoritario y de firmes principios. "En casa era igual, no se desligaba de su imponente presencia cuando estaba con su familia", explica su hijo para apostillar que les "transmitió una ética muy concreta" en la educación. Esa ética no la quiso nunca encaminar al terreno de la política pese a que "siempre expresó libremente sus ideas y a quien apoyaba, e incluso le prestó una gran ayuda a Ronald Reagan para llegar a la Casa Blanca".

John Wayne murió en 1979 tras luchar durante años contra un cáncer. Ahora su hijo, el mismo que reconoce que se desprendió profesionalmente de la sombra de su progenitor en los años 60, cuando participó en películas de género, como Simbad y el ojo del tigre, dirige el Instituto contra el Cáncer John Wayne de Santa Mónica, el mejor homenaje que puede hacer Patrick al hombre que "sigue vivo en el corazón de los americanos", pero al que no le agradaría encarnar en el cine. "Gene Hackman lo haría bien", propone.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007