Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
El fin del 'boom' del ladrillo

El precio de la vivienda cae ya en 13 provincias

Los pisos apenas suben un 0,3% en el último trimestre, el menor aumento desde diciembre de 2000

Los tiempos en los que las promociones de pisos se vendían antes de poner el primer ladrillo se han acabado. La evolución de los precios en el tercer trimestre del año lo demuestra. Al acabar septiembre, por cada metro cuadrado de vivienda libre se pagaban 2.061,2 euros, apenas un 0,3% más que al final de junio. Para encontrar una subida menor hay que remontarse a 2000. Este dato se traduce, al analizar el mapa, en la caída de los precios en 13 provincias. La salida masiva al mercado de viviendas comenzadas en años anteriores; una demanda agotada por las continuas subidas de precios desde 1998; y unos crecientes tipos de interés explican el comportamiento. El Gobierno habla de "aterrizaje suave". La subida anual (5,3%) en el precio de las casas todavía duplica a la inflación.

El cartel de "se vende" colgado de los balcones ha vuelto a convertirse en algo habitual en el paisaje urbano. El mercado de la vivienda se ha estancado, y a las imágenes urbanas se añaden los datos. Cada cifra que aparece sobre el sector lo certifica. Ayer fue el turno de los precios, que entre julio y septiembre apenas se movieron (un 0,3% más respecto al trimestre anterior) y quedaron en 2.061,3 euros por metro cuadrado, según la estadística presentada ayer por el Ministerio de Vivienda.

Hay que bucear en la estadística hasta diciembre de 2000 para encontrar un aumento menor. Esto se ha traducido en la caída de los precios de la vivienda en 13 provincias, lideradas por Navarra.

Al frenazo de los precios se suman otras cifras conocidas en las últimas semanas: menos visados de vivienda nueva, bajada de las hipotecas concedidas y caída en los ingresos fiscales de las autonomías que dependen del mercado inmobiliario. Y un golpe de efecto a comienzos de octubre: la suspensión de pagos de la inmobiliaria valenciana Llanera. Hechos y cifras que van todos en la misma dirección.

La vivienda protegida (VPO), por su parte, ha subido más que la libre. Los 1.053,6 euros por metro cuadrado que se pagaban a 30 de septiembre suponen un 1,7% más que al acabar junio.

Aterrizaje suave

Como "aterrizaje suave y gradual de los precios" definió ayer en la presentación de los datos el director general de Arquitectura, Rafael Pacheco, la evolución de los precios. Y apostilló: "No se puede hablar de caída brusca o crisis". Además, destacó que se está dando "un progresivo acercamiento del precio de la vivienda al índice de precios al consumo (IPC)". Si bien, el aumento interanual en el mercado inmobiliario, un 5,3%, casi duplica al IPC interanual.

El portavoz de Vivienda del Partido Popular, Pablo Matos, destacó, al conocer los datos, que la vivienda ha subido un 41,5% desde que el PSOE ganara las últimas elecciones generales. Una evolución superada todavía, a falta de dos trimestres para acabar la legislatura, por el incremento del 70% en el último Gobierno del PP.

"Es posible que la evolución real del precio de mercado esté más próximo al crecimiento cero", comenta Julio Rodríguez, ex presidente del Banco Hipotecario. La diferencia entre la afirmación de Rodríguez y los datos oficiales se explica porque la estadística del Ministerio de Vivienda se basa en la tasación de los inmuebles, y los tasadores fijan los precios según las transacciones históricas.

"Exceso de oferta"

En la misma línea va Germán Navarro, del Consejo Rector de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria: "Los precios reales no suben. La demanda ha llegado a su tope, no da más de sí". Y recuerda las subidas continuas del Euríbor y de los tipos de interés oficiales.

Gonzalo Bernardos, profesor de la Universidad de Barcelona, pone el acento del lado de la oferta. Para él hay un "exceso de oferta" debido a la gran cantidad de viviendas iniciadas años atrás que lastra los precios y que continuará durante años. Estas palabras son refrendadas por los datos del ministerio que dirige Carme Chacón. En el segundo trimestre del año se terminaron 162.000 viviendas, un 20% más que en el mismo trimestre del año anterior. En cambio, entre abril y junio se iniciaron un 15,4%, menos que en el mismo periodo del año anterior.

El suelo, por otra parte, recuperó en el segundo trimestre el ritmo alcista aparcado entre enero y marzo. Creció tanto en términos trimestrales (3,2%) como interanuales (8,6%) y se situó en los 280,6 euros por metro cuadrado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007