Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña rebaja y simplifica el impuesto de donaciones

Cataluña también se ha apuntado a las rebajas fiscales, aunque "para afrontar la competencia fiscal entre comunidades autónomas", en palabras del presidente de la Generalitat, José Montilla. El mandatario catalán anunció ayer una reducción del impuesto de donaciones entre familiares directos (cónyuges, padres, hijos y nietos) a partir del año que viene.

La modificación simplifica el escalado de los 16 tramos actuales a sólo tres y reduce el tipo máximo del 32,98% al 9% y el mínimo del 7,42% al 5%. Así, los donativos de hasta 200.000 euros tributarán un 5%, hasta 600.000 euros se aplicará un tipo del 7% y a partir de esa cantidad del 9%.

El impacto recaudatorio será "mínimo", según Montilla, puesto que la Generalitat prevé que las reducciones de la tarifa se compensarán con el aumento del número de donaciones. El Gobierno catalán llevaba recaudados, hasta agosto, 38 millones de euros por este concepto.

La reducción forma parte del paquete de la ley de medidas fiscales y financieras que acompañará los Presupuestos de la Generalitat para 2008 -el Ejecutivo catalán los aprobará dentro de dos semanas- y que también incluye una modificación del impuesto de sucesiones: dejarán de pagarlo los sujetos pasivos que hereden una residencia habitual valorada hasta 500.000 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007