Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CE pide una 'renta mínima' para los europeos que no pueden trabajar

El comisario de Empleo y Asuntos Sociales, el checo Vladímir Spidla, se mostró ayer favorable a establecer en la UE una renta mínima de la que se beneficiarían los europeos que no puedan trabajar o no tengan oportunidad de encontrar un empleo. En su opinión, éste podría ser un instrumento para luchar contra la "extrema pobreza". "Para aquellas personas que no pueden trabajar o con escasas oportunidades de encontrar un empleo, los regímenes de una renta mínima son, en ocasiones, la única forma de luchar contra la extrema pobreza", dijo Spidla en rueda de prensa.

Para que la nueva estrategia propuesta tenga éxito, es "esencial", aseguró el comisario de Empleo, "contar con la participación total de las autoridades públicas a todos los niveles" y muy especialmente "desde los ámbitos local y regional". Propone fomentar una contribución o ayuda a la renta de los más desfavorecidos económicamente, promover su acceso al mercado laboral y ofrecerles servicios sociales de calidad.

Spidla destacó que "la inclusión social y la participación en el mercado laboral" de estas personas "deben ir unidas". Para garantizar que las personas en desventaja se integren en el mercado laboral a largo plazo, Spidla defendió que se les "apoye con los recursos suficientes" para garantizar su subsistencia, "ofrecerles ayuda personalizada en su búsqueda de empleo" y su acceso a los "servicios sociales de calidad".

El documento que se presentó ayer prevé la adopción de "soluciones integradas" para luchar contra el riesgo potencial de caer en la pobreza, que afecta al 16% de la población europea. Para ello, se garantiza su acceso al mercado laboral "a largo plazo". Spidla explicó que el 16% de la población en la UE no está a salvo de caer en la pobreza; un 10% de los europeos vive en un hogar "en el que ninguno de sus miembros trabaja"; uno de cada cinco europeos vive en una casa "de baja calidad"; la tasa de paro de larga duración en la UE roza el 4% de la población y la de fracaso y abandono escolar, lamentó, supera la barrera del 15% de los estudiantes europeos. El comisario calificó estas cifras de "inaceptables".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007