Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía detiene a seis jóvenes acusados de actos de 'kale borroka'

La policía arrestó ayer en las localidades de Getxo y Berango (Vizcaya) en una operación contra la violencia callejera a seis jóvenes a los que acusa de "la mayor parte" de los sabotajes que se han producido en los últimos años en la comarca vizcaína de Uribe Kosta. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, declaró que la policía "sospecha" que varios de ellos podían estar a punto de entrar en ETA.

En los registros efectuados por los agentes de la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía de Bilbao en los seis domicilios se encontró 8.000 euros "procedentes de la ilegalizada Askatasuna [organización de apoyo a los presos de ETA]", según fuentes de la lucha antiterrorista, y unos planos del batzoki (sede social del PNV) de Getxo. La sede peneuvista del barrio getxotarra de Algorta ya fue atacada con piedras por los grupos organizados de kale borroka el 3 de marzo de 2006 y su fachada fue rociada con pintura roja y amarilla el 20 de mayo de 2006 y el 6 de enero de 2005.

Getxo ha sido uno de los municipios más castigados por la violencia callejera con incidentes muy graves en los que grupos de encapuchados han atacado, incluso a plena luz del día, bancos, furgonetas de correos, cajeros, oficinas de viajes, y sedes del PSE, PNV y PP.

Los agentes, además, se incautaron de numerosa documentación de las organizaciones ilegales Segi y Askatasuna, según confirmó el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, quien cifró en "más de 90" las personas detenidas desde marzo de 2004 por su supuesta implicación en sabotajes.

Incorporación a ETA

La operación policial fue ordenada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y los arrestados son: Mikel de Gregorio Escribano, Lander Labajo Laraudogoitia, Aner Mimenza Bilbatua, Joseba Elorriaga Larrea, Txomin Gezuraga Menéndez y Josu Rodríguez Mallabiarrena. Uno de los detenidos, De Gregorio, apareció como "captable" en los papeles incautados en Tarbes (Francia) al ex jefe de los comandos de ETA Ibon Fernández, Susper, y la policía sospecha que dos de ellos podían estar en la antesala de su incorporación a ETA. La Ertzaintza ya investigó a De Gregorio, jugador de fútbol en el Club Arenas, por su supuesta relación con la kale borroka.

El alcalde de Andoain, el socialista José Antonio Pérez Gabarain, respondió al ataque sufrido por su hija, a la que quemaron el coche los radicales en la madrugada de ayer, con la convicción de que no abandonarán Euskadi, el objetivo de los radicales, informa Genoveva Gastaminza. El primer edil reconoció que tratan de dar "donde más duele", pero "nosotros hemos resistido cuarenta años y lo seguiremos haciendo".

Además, los violentos atacaron la casa del delegado del Gobierno en Navarra, Vicente Ripa, con un artefacto compuesto por dos botellas de cámping gas, cuatro petardos pirotécnicos muy potentes y una lata de pintura. El propio Ripa, que estaba en su casa de Miranda de Arga, apagó el fuego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007