Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bermejo prevé que la resolución del Congreso sobre ETA "volverá a tener vigencia"

Zapatero advierte a Rajoy de que no utilizará para la lucha política los "símbolos" de todos

El estilo directo del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, le condujo ayer a hacer un augurio que seguro servirá al PP para su estrategia de oposición. Los populares le aguijoneaban exigiendo la ilegalización de ANV, al tiempo que reprochaban la negociación con ETA. Bermejo no se arredró: "Se volverán a dar las condiciones" para que se reavive la resolución del Congreso que autoriza al Gobierno, en ausencia de todo tipo de violencia, a negociar el final de ETA. La política, dijo, "volverá a tener vigencia" para el fin de la violencia. De nuevo, ETA y los símbolos volvieron a la sesión de control.

El Grupo Popular reanudó ayer la fórmula de someter al ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, a una tacada de preguntas sobre la política antiterrorista en general y la ilegalización de ANV en particular. La sorpresa vino, también para buena parte del Grupo Socialista, cuando el titular de Justicia auguró que "se volverán a dar condiciones" para que la resolución del Congreso de los Diputados que permite el diálogo del Gobierno con la banda terrorista ETA en ausencia de atentados "vuelva a tener vigencia". Además, añadió, "la política puede y debe contribuir al fin de la violencia".

Mientras le reprochaban que no ilegalizara a ANV, Fernández Bermejo respondía que el PP ha roto la unidad de los demócratas. Pero la diputada interpelante del PP, María Asunción Oltra, volvió al frustrado proceso de paz. "Ese proceso fue una falsedad porque nunca se dieron las bases para llevarlo a cabo". Y siguió la batería de durísimas acusaciones al Gobierno del PSOE "por debilitar hasta límites insospechados el Estado de derecho", y, además, porque no ha renunciado a negociar con los terroristas, que "se han fortalecido". En ese contexto, la diputada concluyó que "no ilegalizan ANV porque las puertas a la negociación siguen abiertas". "Les dieron esperanzas de obtener beneficio político de su actividad, de que podían modificar el mapa sin dejar las pistolas", afirmó.

Fernández Bermejo criticó al PP por haber acusado al Gobierno ante la opinión pública de ser débil, de ceder al chantaje de la banda y de dejar inerme a la sociedad ante la amenaza de ETA. "Me sorprende que en la etapa histórica con menor número de muertos de toda nuestra historia es en la que mayor atención le han prestado al terrorismo. Tendría gracia si no fuera un sarcasmo", dijo el ministro.

No fue tan duro, sin embargo, el intercambio dialéctico entre el líder del PP, Mariano Rajoy, y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El primero señaló que con Zapatero, España está muy mal porque "todo" está en discusión. Sí, respondió Zapatero, "lo está porque usted la ha traído aquí". Y le advirtió de que él no va a confrontar con los populares sobre temas "que son de todos: la Constitución, la Corona, la bandera, la democracia y la libertad".

Hubo sólo un chispazo de concordia por la mañana. En la Comisión Constitucional, PP y PSOE aprobaron la reforma del Estatuto de autonomía de Castilla y León.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007