Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Talleres para que los escolares usen su aprendizaje en el día a día

La Consellería de Educación organizará con los ayuntamientos actividades fuera del horario escolar para demostrarlos a los estudiantes de 10 a 18 años que lo que aprenden en las aulas tiene una aplicación práctica en la vida cotidiana. Los talleres mostrarán, por ejemplo, a los chavales la utilidad diaria de los conocimientos científicos y les enseñarán a administrar su dinero, a elaborar listas de la compra, a enfrentarse a papeleos ante una administración o a superar sus dificultades en las relaciones personales.

Estas son algunas de las medidas con las que el departamento dirigido por Laura Sánchez Piñón pretende luchar contra el fracaso escolar y el abandono de las aulas antes de finalizar la enseñanza obligatoria. Educación pretende que las actividades comiencen en enero por lo que antes de fin de año sacará una convocatoria pública para que los ayuntamientos que así lo deseen se inscriban en los programas, bautizados como Mejora del Éxito Escolar y Disminución de las Bolsas de Abandono Temprano de la Escolarización. Estos planes están dotados con cerca de 2 millones de euros y cuentan con financiación del Ministerio de Educación, según informan fuentes de la Dirección Xeral de Ordenación Educativa.

Los municipios que se apunten a estos programas de la consellería contarán además con un punto de información en el que se mostrará a los adolescentes las posibilidades que les ofrece el sistema educativo, las becas, las convalidaciones y las salidas profesionales. En esta ventanilla se les ayudará a cumplimentar trámites para realizar cualquier tipo de estudio. En los colegios se refozarán los equipos de orientación y se enseñará a los escolares a aplicar las matemáticas y las lenguas a la vida cotidiana. Los profesores recibirán materiales de "matemática creativa" y universitarios extranjeros del programa Erasmus impartirán clases de conversación en idiomas como el inglés o el francés. El objetivo de estas medidas, explica Educación, es "motivar y elevar la autoestima" de los muchachos para que no abandonen los estudios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007