Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La espera por una consulta con el especialista crece sin parar, pero baja la de operaciones

Las mujeres esperan unos 15 días más para ir al ginecólogo o para tratarse unas varices

La espera por una cita con un médico especialista crece sin parar en Galicia. Los últimos datos del Sergas revelan que el tiempo medio que aguarda una mujer por una consulta con el ginecólogo ha pasado de los 105 días de junio a los 123 actuales. Si su dolencia son las varices, conseguir turno para cirugía vascular le costará ahora 145 días de paciencia, frente a los 130 de principios de verano. Los responsables de la Consellería de Sanidade admiten su "preocupación", pero alegan que las medidas que han tomado para resolver el problema darán resultado "a medio plazo".

El bipartito ha conseguido que los pacientes aguarden 12 días menos que el año pasado para ser operados en la sanidad pública, pero se le resisten las consultas con el especialista, que han subido 8 días desde el cambio de gobierno. Los mayores problemas los sufren quienes piden una cita para cirujía vascular, ginecología y oftalmología. Actualmente 56.222 personas esperan por acudir al oculista, en lo que perderán una media de 97 días. Más de 44.300 mujeres están pendientes de una consulta con el ginecólogo (123 días de espera media) y 6.318 pacientes hacen cola para cirujía vascular (145 días de media). De estas últimas, 588 pidieron vez hace más de un año.

Sanidade admite que detrás de estas cifras se esconde un problema que no se resolverá a corto plazo. El secretario general del Sergas, Cayetano Rodríguez, confía en que las "medidas estructurales" que su equipo ha puesto en marcha lleven "inevitable y afortunadamente" a un descenso en las esperas pero no se atreve a aventurar cuándo. El director general de Asistencia Sanitaria, Julio Villar, explica que la demanda de consultas externas crece día a día por el envejecimiento de la población y porque los ciudadanos tienen "más conocimiento y más formación". Villar sostiene que no tiene constancia de que también haya listas de espera para ir al médico de cabecera, aunque admitió que el ajuste de las agendas provoca que no todos los enfermos consigan cita en el mismo día. "Pero si se necesita asistencia inmediata, está garantizada", insistió.

Someterse a una intervención quirúrgica sí conlleva una espera cada vez menor. El tiempo medio que se aguarda para una operación disminuyó en el último año en 12 días, al pasar de los 118 días de septiembre de 2006 a los 106 del pasado septiembre. Un total de 873 personas llevan más de 12 meses aguardando por un quirófano, 770 menos que hace un año.

Los problemas para lograr una cita con el médico varían según la zona. Los que más esperan para ir al especialista son los pacientes del Hospital da Costa, en Burela (Lugo) con una demora media de 108 días, seguidos de los del Complexo Hospitalario de Santiago (101) y los del Arquitecto Marcide de Ferrol (97). El Complexo Hospitalario de Ourense es el que menos hace esperar a los enfermos, con 40 días de media. La mayor acumulación de personas con tiempos más largos se da en Ginecología del Complexo Universitario de Vigo, con 599 mujeres que llevan más de un año aguardando su vez.

La esperanza de Sanidade

La Consellería de Sanidade ha puesto su confianza en tres "medidas estructurales" para ganarle la batalla a las listas de espera en consultas externas. "La única forma de abordarlo es cambiar la forma de trabajar", señala Julio Villar, director general de Asistencia Sanitaria. "Hay que ir a la raíz del problema".

Con el objetivo de minimizar la saturación en las citas con los especialistas, la consellería ha aumentado la lista de pruebas que pueden realizar los ambulatorios y ha implantado en 11 hospitales las denominadas consultas de acto único, que agrupan en un solo día los análisis, el diagnóstico y la fijación del tratamiento. En el Sergas reconocen que estas últimas consultas ralentizarán el servicio al principio (se darán menos citas por día), pero posteriormente rebajarán las esperas. Sanidade extenderá también la figura del médico consultor, un facultativo que ayudará a resolver casos complejos en los centros de salud para que no se deriven a los hospitales. Por otro lado, Sanidade niega que la implantación del régimen de incompatibilidades en dos centros concertados de Lugo vaya a engordar las listas de espera en esta provincia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007

Más información