Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caixa Galicia dice afrontar la crisis hipotecaria con una "holgada liquidez" y una morosidad del 0,58%

Caixa Galicia informó ayer que afronta la situación de crisis inmobiliaria con una "holgada situación de liquidez" y bajas tasas de morosidad. Según los datos del tercer trimestre del año, la caja gallega con sede en A Coruña presenta una tasa de morosidad total del 0,58% que es de sólo el 0,04% en el capítulo de créditos a promotores inmobiliarios. La mayor entidad financiera gallega admite apreciar "un menor dinamismo del crédito promotor", pero precisa que las hipotecas a empresas sólo representan un 17% de su cuenta de créditos, a las que se añaden un 28% de financiación de viviendas a las familias.

A 30 de septiembre, Caixa Galicia presenta un beneficio neto de 237,2 millones de euros, lo que representa un 23% más que en 2006. A pesar del aparente clima de incertidumbre financiera, Caixa Galicia ha aumentado en un 25% el volumen de créditos concedidos en los últimos 12 meses, alcanzando 35.657 millones de euros.

La caja dirigida por José Luis Méndez ha incrementado, especialmente, los préstamos a empresas (un 41% en lo que va de 2007), que ya representan un 45% de la inversión de balance de la entidad.

Caixa Galicia explica su liquidez por el aumento de los depósitos de clientes, por lo que mantiene una posición prestadora en el mercado interbancario y unas plusvalías latentes (beneficio de mercado si vendiera sus participaciones en otras empresas) de 1.100 millones de euros.

Los resultados de las principales entidades bancarias gallegas son muy esperados por los analistas, para conocer el verdadero impacto de la crisis hipotecaria en las finanzas gallegas. Caixa Galicia asegura que, no sólo no está afectada por la crisis si no que será "muy dinámica en la búsqueda de nuevas oportunidades de inversión" a familias y pequeñas empresas.

El Banco Pastor presentará el lunes sus resultados de septiembre y el último dato divulgado por Caixanova (agosto) muestra una morosidad del 0,68%, un aumento del 25% en los créditos y un beneficio bruto de 195 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007