Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una campaña sucia

La campaña electoral polaca sube de tono a medida que se acercan los comicios del domingo. La Oficina Central Anticorrupción ha mostrado un vídeo en el que aparece una antigua diputada de la Plataforma Cívica, el principal partido de la oposición, aceptando un soborno de un desconocido. El caso salió a la luz hace dos semanas y la política ya ha sido expulsada del partido. Aun así, la agencia encargada de luchar contra la corrupción ha decidido difundir ahora la grabación. La oposición cree que es una muestra más de que el actual Gobierno, en manos de los Kaczynski, utiliza las instituciones para su propio interés.

"La corrupción es intolerable, pero lo que debe preocuparnos aún más es la instrumentalización de la lucha contra la corrupción, los servicios especiales y la oficina anticorrupción en una campaña electoral", clamó ayer el líder de la Plataforma Cívica, Donald Tusk.

No son las únicas imágenes polémicas. El principal grupo judío de Polonia ha condenado un vídeo de campaña que vincula la impopular presencia de Polonia en Irak a la amistad de los Kaczynski con Estados Unidos e Israel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007