Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento tira 31 casas de la Cañada "por ser vía pecuaria"

La orden municipal por la que se derribaron las casas de 108 marroquíes en la Cañada Real Galiana el pasado martes, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, se limita a señalar que las viviendas se han construido en un sitio ilegal, "una vía pecuaria", y que "no son legalizables". O sea, lo mismo que otras 2.000 construcciones a lo largo de los 15 kilómetros de la senda en los que viven más de 50.000 personas. El Ayuntamiento argumenta que hay diferencias entre las demolidas y el resto: "Esas chabolas no estaban acabadas y nadie vivía en ellas". Pero la orden no dice nada sobre el estado de las obras.

Una justificación que niegan las 108 personas que se han quedado en la calle. "¡A mi hija la sacaron de la casa y a su marido lo esposaron!", desmiente Malika. Paloma e Irene, trabajadoras de la Asociación El Fanal, tienen su local a 20 metros de las casas derruidas y aseguran que "varias familias vivían allí".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007