Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición planta al PP por primera vez en la historia de la Asamblea

PSOE e IU criticaron que se modificara irregularmente el orden del día del pleno de hoy

La oposición (PSOE e IU) plantó ayer por primera vez en los 25 años de historia de la Asamblea al PP -que con 67 diputados tiene la mayoría-, al que acusa de utilizar la Cámara regional en beneficio propio. Los grupos de PSOE e IU se negaron a asistir a las reuniones extraordinarias convocadas por el PP de la Mesa de la Asamblea y de la Junta de Portavoces que tenían como fin añadir al orden del día del pleno de hoy el debate de una proposición de ley de reforma de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA). "Es una manipulación de las instituciones", zanjaron. El portavoz del PP, Antonio Beteta, les acusó de "filibusterismo y obstrucción".

El conflicto institucional comenzó el día anterior a las seis de la tarde. Los grupos de la oposición recibieron una notificación de la presidenta de la Cámara, Elvira Rodríguez, donde se les convocaba a sendas reuniones extraordinarias de la Mesa y la Junta de Portavoces para la una de la tarde de ayer.

Primero les causó sorpresa, porque esa misma mañana, a las once, se había reunido la Junta para tratar el orden del día del pleno que se celebra hoy. Después, enfado. No les gustó que el PP no justificara las circunstancias extraordinarias que motivaban la convocatoria, según obliga la disposición primera del acuerdo de la Mesa de la Diputación Permanente de 19 de enero de 2004, que esgrimieron.

Pero además había un único punto a tratar: la inclusión de una proposición de ley de reforma de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) en el orden del día del pleno de hoy.

No es la única Cámara regional que ha llevado esta propuesta al debate. También las Cortes valencianas discutirán hoy una iniciativa legislativa prácticamente idéntica, que solicita modificar la ley para incluir el concepto de equidad en los criterios de financiación.

"La Asamblea no es el cortijo privado de nadie", afirmó la portavoz de IU, Inés Sabanés, que acusó al PP de utilizar la Cámara regional para sacar adelante una estrategia del partido a escala nacional. "No es legítimo que obliguen al resto de grupos a actuar cuando y como quieran", agregó.

Por eso, IU decidió como fórmula de protesta no asistir a las reuniones. Después se sumaría a esta iniciativa el grupo socialista. "Es una burda manipulación de las instituciones al servicio de los intereses del PP de la señora Aguirre", recalcó su portavoz, Maru Menéndez. Los dos grupos anunciaron también que habían registrado sendos escritos en el hemiciclo para protestar por una convocatoria que consideran irregular.

En el suyo los socialistas reclaman la retirada del orden del día de la proposición de ley. Es el primer paso para futuras acciones, como acudir a la vía contencioso-administrativa.

Para colmo, los diputados de la oposición supieron después de que se convocaran las reuniones que también se iba a incluir en el pleno la propuesta de nombrar a Miguel Soriano, recién dimitido director general de Telemadrid, como consejero del ente público. Se trata de un requisito para que después el Consejo de Administración pueda nombrarlo presidente.

Y eso calentó aún más los ánimos de los grupos parlamentarios. "Se ha hecho una utilización partidaria de las instituciones, de la Asamblea de Madrid de manera grave y del ente público", zanjó la portavoz socialista.

Pero el PP salió a negar la mayor. El portavoz parlamentario, Antonio Beteta, criticó a la oposición por "pretender boicotear el normal funcionamiento de la Cámara" y se quitó cualquier tipo de responsabilidad. "Esto no pasa en ningún Parlamento del mundo", aseveró.

Beteta se escudó en el artículo 59 del Reglamento de la Asamblea, que otorga a la presidenta de la Cámara "por propia iniciativa o a petición de un grupo parlamentario" la potestad de convocar a la Junta de Portavoces. Criticó además la "singular insolvencia jurídica" de las portavoces de la oposición, que achacó a "no haber asumido su derrota electoral".

El portavoz popular, que en la Asamblea representa el papel de defensor a ultranza de Esperanza Aguirre y suele destinar sus intervenciones a criticar al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, argumentó que el plante de PSOE e IU obedecía a "instrucciones de Ferraz", la sede del PSOE. Y llegó a tachar a IU de practicar el "seguidismo" del Partido Socialista en la Cámara regional.

Al final se convocaron las dos reuniones, sin la presencia de la oposición. Pero el asunto no está zanjado. Esta noche, cerca de las diez, la Asamblea debatirá la proposición de ley.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007