Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Osalan achaca a graves carencias el accidente que costó la vida a dos empleados en Bionor

Especifica que se intoxicaron porque no había medios de protección ni de evacuación

Osalan achaca a graves carencias de seguridad y prevención la muerte de dos trabajadores mientras supervisaban la puesta en marcha de una depuradora de lodos residuales en la principal planta de biocombustibles de Euskadi, Bionor. El Instituto de Salud Laboral describe que en las instalaciones donde se produjo el accidente el 6 de septiembre no había "equipos de protección" ni "medios de evacuación ni de emergencia adecuados". Aunque sólo la Inspección de Trabajo puede proponer sanciones, Osalan indica que Bionor incumplió su deber de "vigilancia".

El accidente se produjo el 6 de septiembre a las 12.45 en la planta de Berantevilla (Álava). El trabajador A.G.R. se hallaba dentro del depósito de lodos residuales donde probaban la puesta en marcha de la bomba de una depuradora. En un momento del transvase de aguas contaminadas, se sintió mareado por la inhalación de gases e intentó salir.

Al verle en apuros, su padre, A.G.Z., acudió a ayudarle, pero se desvaneció también. Los otros dos compañeros, P. M. O y el ingeniero italiano R.R. entraron entonces por una escala fija ubicada en el lateral del depósito para auxiliarles y corrieron la misma suerte. Sólo uno de los cuatro trabajadores, A.G.R., consiguió salir por su pie. El resto tuvo que ser rescatados por bomberos, que recogieron a R.R. ya cadáver. A.G. Z. murió tres días después en el Hospital de Santiago de Vitoria.

El informe de Osalan, hecho público ayer pero fechado el pasado día 10, concluye que el accidente se produjo por inhalación de gases tóxicos en un espacio confinado y carente de "equipos de protección", y que no tenía instalados "medios de evacuación y emergencia adecuados". Fuentes de Bionor eludieron ayer hacer declaraciones hasta no conocer el informe, que sólo ha sido remitido a la Inspección de Trabajo y a la Fiscalía de Álava.

El accidente se produjo en el depósito donde se halla la instalación depuradora de aguas residuales, en una construcción anexa a la planta de Bionor. El tanque tiene unos 300 metros cúbicos de capacidad y está abierto por su parte superior. Su diámetro es de unos nueve metros y tiene unos cinco de altura. La instalación de la depuradora está dentro. Osalan describe en su informe que en el interior del depósito no hay medio de ventilación forzada, sólo portones y ventanas.

Así mismo, describe que en las instalaciones "no se había planificado con carácter previo la realización de trabajos en espacios confinados". Es decir, "ni se había detectado ni evaluado el riesgo".

El informe va más allá y asegura que se aprecia una falta de planificación de las tareas que se estaban ejecutando", tanto por parte de Bionor, empresa participada por el Gobierno vasco, como de Sitecma SL (Servicios Industriales y Medio Ambiente). Bionor subcontrató a esta empresa la puesta en marcha de la depuradora. Uno de los trabajadores fallecidos, el ingeniero italinao R.R. pertenecía a su plantilla. A su vez, Sitecma subcontrató a Coopenor parte de la tarea. Uno de sus dos trabajadores, A. G. Z. falleció tres días después. Sitecma está especializada en los sectores industriales de tratamiento de aguas y consultoría tecnológica medioambiental.

Responsabilidades

Concluida la investigación, Osalan recomienda una serie de mejoras a las "dos empresas implicadas": Bionor y Sitecma. A la primera le recuerda que, como "empresario principal", está obligada a "vigilar" las fases de instalación, puesta en marcha, funcionamiento y las tareas posteriores de mantenimiento y reparación. "Le obliga la Ley de Prevención de Riesgos Laborales", indica el informe. Además, le recomienda que describa esos riesgos y los gestione en su Plan de Prevención.

De esta forma, Osalan le recuerda que por subcontratar las tareas en las cuales se produce el accidente no elude su responsabilidad, si se demuestran incumplimientos en sus deberes de coordinar los riesgos, formar y vigilar. A Sitecma le dice que, "antes de realizar cualquier tarea, deberá evaluar los factores de riesgo que puedan afectar a la seguridad y salud de los trabajadores y adoptar las medidas" adecuadas.

EL ACCIDENTE

Cuatro trabajadores de dos subcontratas supervisan la instalación de una depuradora.

A.G.R. baja al depósito de lodos. Se marea y su compañero A.G.Z. baja a ayudarle.

R.R. y P.G.O. entran al tanque al no salir sus compañeros.

Sólo A.G.R. sale por su pie. Los bomberos rescatan al resto. R.R. es hallado cadáver. Tres días después muere A.G.Z. en el hospital.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007

Más información