Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El viejo trazado de tren entre Málzaga y Zumarraga acogerá un carril bici

Feve (Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha) clausuró el servicio que mantenía entre Málzaga y Zumarraga en 1974. Más de tres décadas después, el viejo trazado ferroviario volverá a servir como camino de comunicación, pero esta vez de bicicletas. La empresa pública, dependiente del Ministerio de Fomento, ha vendido a la Diputación de Guipúzcoa un área de 107.471 metros cuadrados ubicados en Antzuola y donde la institución foral habilitará 8,5 kilómetros de carril bici.

El presidente de Feve, Dimas Sañudo, y el diputado de Desarrollo Sostenible, Carlos Ormazabal, firmaron ayer el acuerdo de adquisición, que le supondrá a la Diputación un desembolso de 100.000 euros. Los terrenos adquiridos incluyen el apeadero de Irimo, así como los puentes y diez túneles por donde discurrirá el bidegorri.

En realidad, estos 8,5 kilómetros formarán parte de los 18 kilómetros del carril bici que unirá Bergara y Urretxu. La institución foral sacará a concurso su construcción a mediados del próximo año y espera que esté operativo en 2010, tras invertir de siete millones de euros. Este tramo será a su vez parte integrante del itinerario Bergara-Beasain, de 29,30 kilómetros. El trazado Urretxu-Beasain está casi terminado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007