Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El pederasta más buscado intentó ingresar en un seminario

La imagen de Christopher Paul Neil, el presunto pederasta más buscado del mundo, empieza a ser más clara. Fue profesor en escuelas católicas de Canadá e intento, sin éxito, ingresar en un seminario. Durante años, su rostro fue una maraña digital que deambuló por Internet en vídeos que registraban los crímenes sexuales que cometía contra niños del sureste asiático. Él mismo colgaba las imágenes en la Red tras desfigurarse la cara.

Neil, de 32 años, es originario de Maple Ridge, una ciudad dormitorio a menos de 40 kilómetros al este de Vancouver y parece que siempre ha estado vinculado con jóvenes y educación. Aunque en la actualidad era profesor de inglés en Corea del Sur, también ha sido maestro en Canadá.

Según señaló ayer el periódico canadiense The Globe and Mail, Neil ejerció este año en una escuela privada dependiente de la archidiócesis de Vancouver. A finales de los noventa fue capellán en campamentos militares para cadetes después de intentar convertirse en sacerdote en el Seminario Cristo Rey de Mission. Su familia le ha recomendado que se entregue a las autoridades canadienses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007