Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro técnicos del hospital de Reus reciben una radiación accidental

La dirección del centro afirma que no hay peligro para la salud

Cuatro trabajadores del Hospital Sant Joan de Reus (Tarragona) sufrieron el martes pasado una exposición accidental a la radiación de un equipo de rayos X utilizado para simular tratamientos de radioterapia. Fuentes de la dirección del hospital calificaron el accidente de "leve" e informaron ayer de que la radiación a la que fueron sometidos estos técnicos es 10 veces inferior a la que se emite cuando se realiza una placa de tórax convencional.

Siguiendo el protocolo establecido en estos casos, la dirección del Hospital Sant Joan comunicó ayer al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) el suceso. El accidente se produjo por un fallo en el pedal del equipo de simulación de tratamientos de radioterapia. En aquel momento, se estaba realización la simulación para decidir la dosis que debía recibir una paciente. Cuando los trabajadores entraron en el simulador se dieron cuenta de que la máquina seguía funcionando e inmediatamente apagaron el aparato de forma manual y comunicaron el incidente. No pasaron más de dos minutos expuestos a la radiación.

Según la estimación provisional realizada por el hospital universitario, la exposición máxima fue inferior a los límites de dosis establecidos para trabajadores, explican en el comunicado. Los dosímetros individuales de los trabajadores han sido remitidos al centro dosimétrico para su lectura.

Fuentes de la dirección del centro hospitalario subrayaron que la máquina no se había estropeado nunca antes. "La dosis recibida no ha sido perjudicial ni para la salud de estos trabajadores ni para la de ninguno de los pacientes atendidos en esta unidad", afirma el comunicado.

Durante el día de ayer, los técnicos del hospital revisaron todo el sistema del aparato, que superó las pautas de control para continuar funcionando. El protocolo de notificación, recuerda este hospital en la nota, viene marcado por el Consejo de Seguridad Nacional, sea cual sea la gravedad de las emisiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de octubre de 2007