Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"El año que viene posiblemente esté en la Vuelta", dice Contador

El de Pinto sigue rumiando los efectos en el Tour de los excesos del Giro

Por primera vez derrotado tras enlazar seis victorias en otras tantas participaciones en las tres grandes, Alberto Contador seguía rumiando ayer los efectos en el Tour de los excesos del Giro, las consecuencias de las fuerzas gastadas, de la energía perdida en la ronda italiana. "Llevo un año muy cargado de competiciones en las que he estado siempre al máximo nivel, y necesito descansar... No cambio nada de este Tour, pero hay que medir igual los esfuerzos a la hora de ir a una carrera u otra, porque al final la capacidad de recuperación tiene un límite y hay que saber donde está", reflexionaba el ciclista de Pinto nada más aterrizar en Madrid.

Tras concluir el quinto en la grande boucle, fuera del podio de París, a casi cuatro minutos del campeón, el australiano Cadel Evans, desplazado por los hermanos Schleck, Contador aventuró que se plantea participar en la edición del próximo verano de la Vuelta a España, que corrió -y ganó- por última vez hace cuatro años. "El año que viene posiblemente estaré en la Vuelta", estimó el también ganador de tres Tour (2007, 2009 y 2010) y de dos Giros (2008 y 2011).

"Este año no entra en mis planes", prosiguió el corredor español, que declaró que ahora solo piensa en "desconectar" al encontrarse cansado "tanto a nivel físico como psicológico". No será la semana que viene: el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) verá entre el 1 y el 3 de agosto su positivo por clembuterol en el pasado Tour.

Contador agradeció las muestras de cariño de las decenas de seguidores que acudieron a recibirle al aeropuerto de Barajas. "Es increíble el recibimiento que me han hecho, me tienen muy mal acostumbrado", agradeció.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de julio de 2011